jueves, 17 de abril de 2014

La sesión fotográfica y el fotógrafo

La sesión fotográfica y el fotógrafo  
Una de las opciones más recurrida a la hora de comenzar la confección de un book es acudir a fotógrafos noveles con los que se podrán acordar colaboraciones no-remuneradas en las que ambas partes (fotógrafo y modelo) ganan experiencia y fotografías para ampliar sus respectivos books. Se habla de estas colaboraciones en el punto siguiente. 
En otro caso, el modelo recurrirá a los servicios de un fotógrafo experimentado para la realización de una sesión fotográfica. Existen multitud de fotógrafos con más o menos experiencia que ofrecen tarifas muy distintas. Es necesario tener en cuenta que no es sólo el fotógrafo quien va a participar en la producción de la sesión fotográfica, así que hay que saber valorar también la capacidad de éste para disponer de personal profesional de maquillaje, peluquería, estilismo y demás. 
Una sesión fotográfica sencilla es aquella que se realiza en estudio y para la que no se dispone de escenificación, y en la que se utiliza el propio vestuario del modelo para las fotografías. El maquillaje profesional, sobre todo para modelos femeninas,
resulta siempre un factor prácticamente imprescindible. Una sesión de estas características puede durar en conjunto unas 4 horas como mínimo, y hay que procurar por lo menos poder realizar varios cambios de vestuario para obtener fotografías bien distintas de la misma sesión.