martes, 8 de abril de 2014

El composite...

Christian Meier
El composite, al contrario que el book, normalmente se entrega a las agencias a modo de tarjeta de visita, por lo que es conveniente realizar muchas copias. 
Un composite suele tener un tamaño aproximado de media hoja DIN-A4, y debe contener la mejor selección de fotografías del modelo, pero mostrando al mismo tiempo, y por lo menos: Una fotografía de plano corto o primer plano de la cara Una fotografía de cuerpo entero Y para que un composite sea lo más efectivo posible (y también puede aplicarse al book): Las fotografías deben ser muy distintas entre sí, mostrando actitudes y posados muy distintos. Mostrar cambios de ropa y estilos distintos. Maquillajes y peinados distintos, incluso con el cabello tintado en tonos distintos. Combinar fotografías en estudio con fotografías de exteriores. Tanto mejor si hay fotografías de trabajos comerciales que contienen marcas sobreimpresas, montajes publicitarios, o incluso los nombres de los fotógrafos, si éstos son de reconocido prestigio. Las fotografías en blanco y negro, y las fotografías artísticas o conceptuales son muy bienvenidas. Y como consejos finales para la confección de un composite o un book: Incluir fotografías de desnudo o en ropa interior sólo suele ser beneficioso si el trabajo que se busca o el casting que se realiza tiene relación con el desnudo o con la publicidad de marcas relacionadas. Por el contrario, las fotografías en ropa de baño resultan muy efectivas para mostrar sin tapujos el cuerpo del modelo sin tener que incluir el desnudo. Cualquier agencia o director de casting con experiencia sabrá valorar una buena selección de fotografías por encima de la calidad misma de dichas fotografías. Lo óptimo es, por supuesto, realizar una buena selección y que dicha selección incluya tan sólo fotografías de muy buena calidad técnica y artística.