viernes, 23 de mayo de 2014

¿De quiénes desconfiar en los castings?

Adam Ayash
Desconfiar por completo de aquellos castings que muestren un mínimo de “confusión”. Por ejemplo, castings organizados a través de Internet o vía cámaras web, o castings organizados por entidades desconocidas y/o extranjeras. 
Las “selecciones directas” de modelos, sin entrevista personal o a través de Internet, no existen. Ningún cliente confiará simplemente en unas pocas fotografías del modelo como para presentarle directamente una oferta en firme.
 Confirmar la veracidad de las ofertas o las empresas organizadoras resulta tan sencillo como contactar por teléfono y preguntar directamente a la misma entidad. 
Algunos de estos fotógrafos o agencias actúan haciéndose pasar por los verdaderos, suplantando sus nombres. Ante la duda, nada tan fácil como conseguir el teléfono del verdadero y preguntar. 
Para despejar aún más las dudas, resulta muy útil contactar con los otros modelos o incluso las otras empresas con las que el fotógrafo o la agencia proclama haber trabajado. Ellos pueden dar un buen testimonio sobre su veracidad y profesionalidad. 
Desconfiar por completo de aquellos fotógrafos o agencias que no permitan que el modelo acuda acompañado al casting, a la entrevista o al mismo trabajo. (Si bien es cierto que muchos fotógrafos profesionales no son partidarios de que durante una sesión fotográfica haya más gente presente de la necesaria)